Ahorrar en tus facturas conectando tu hogar a internet

En este artículo te explicamos cómo puedes ahorrar en tus facturas energéticas de luz y gas a través de internet. Encuentra los mejores precios a través de la red.

________________________________________________________________________

Internet se ha convertido en una herramienta imprescindible para nuestra vida diaria: hacemos la compra gracias a internet, nos comunicamos con nuestros amigos y familiares, trabajamos… No podemos vivir sin internet. Sin embargo, no todo el mundo sabe darle el uso que debería. Y es que hay tanta información en la red que muchas veces abruma tanto que no aprovechamos todo su potencial. Un potencial que permitiría, entre otras cosas, ahorrar en las facturas energéticas.

¿Cómo dar de alta la luz o el gas por primera vez?

Las facturas de la luz y el gas son uno de los gastos importantes que tienen en casa. Se trata de algo que verdaderamente necesitamos y gracias a internet podrás responder a la pregunta de cuánto cuesta dar de alta la luz con Endesa o el resto de comercializadoras, cuáles son las mejores tarifas disponibles de gas y de luz, etc. Una de las mejores herramientas que existen en internet y que te harán ahorrar en la luz es mediante un comparador energético, una herramienta gratuita que te selecciona las mejores tarifas solo para ti.

¿Contratar el ADSL?

Es importante que para poder disfrutar de las tarifas de ADSL de Vodafone, el ADSL de Movistar o la fibra óptica en la comercializadora que tú elijas debes escoger siempre el proveedor que más te facilite las comunicaciones. Por ejemplo, puedes contratar el ADSL de Vodafone sin permanencia o la comercializadora que tú elijas y que además incluya una línea móvil o dos para que así cuenten con todas las comunicaciones en una sola factura.

¿Qué debe tener una factura energética o de telefonía barata?

Para conseguir los mejores precios tanto para la energía como el internet, hay unos elementos en común:

  • Procura siempre elegir una tarifa sin permanencia. De esta forma no habrá penalización si encuentras una opción más barata. Si no encuentras una tarifa sin permanencia que te guste, otra opción es contratar una tarifa con permanencia pero con precios más económicos durante el periodo de permanencia como suele ocurrir en algunas tarifas móviles. De esta forma, puede que tengas que estar un año, pero al menos pagarás mucho menos por internet durante este periodo.
  • Piensa en tus necesidades a la hora de hacer el contrato: no tiene sentido que tengas un precio por la luz o llamadas más baratas durante la noche si nunca vas a utilizar ni la luz ni el teléfono a esas horas.
  • Solicita la factura electrónica para un mejor control de tus gastos. Además, las recibirás en tu correo nada más se emitan mientras que por correo postal el proceso es mucho más lento.
  • Mientras que la tarifa plana en el caso de la telefonía es positiva, en el caso de la electricidad o el gas puede ser poco recomendable ya que en muchas ocasiones, si te pasas de la cantidad límite de consumo, el precio por la luz consumido fuera de la franquicia puede ser muy caro tal y como indican en este artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *